domingo, 1 de septiembre de 2013

Humor por partida triple.

1 de septiembre de 2013
CARREÑO Humor por partida triple l La «Compañía Asturiana de Comedias» cautivó al público del Prendes con tres piezas llenas de situaciones divertidas.

 Mónica G. SALAS
 El público fue en busca de diversión, de olvidar los problemas al menos durante unas horas y de reírse a pierna suelta desde la butaca. Y vaya si lo consiguió. Con el Teatro Prendes lleno hasta los topes, la «Compañía Asturiana de Comedias», de Gijón, tuvo humor más que de sobra para todos en la noche del viernes. Y, encima, repartido en tres obras cortas, con las que, este año, el grupo pretende llevarse alguno de los premios «Aurora Sánchez» que se entregarán el próximo viernes, día 6 de septiembre, en una gala especial, en la que tampoco podrán faltar las carcajadas.

Un momento de la actuación de La Compañía Asturiana de Comedias el pasado viernes en Candás. © M.G.Salas
 Y es que si por algo se caracteriza el Salón de teatro costumbrista asturiano de Candás, que patrocina LA NUEVA ESPAÑA, es por su capacidad de hacer reír a la gente, además de mantener viva la llama de la cultura asturiana. Justamente dos de las cualidades que tiene la «Compañía Asturiana de Comedias».
Así, no es de extrañar que con una obra u otra, ya sea larga o corta, siempre logre conquistar al público candasín. Y en ello tiene mucho que ver la interpretación. El trabajo que el viernes hicieron los doce actores sobre el escenario volvió a ser de sobresaliente e incluyó cánticos asturianos, que robaron ya desde un principio los aplausos del público. Precisamente con uno de ellos arrancó la primera obra que esta compañía gijonesa puso en escena en Candás. Fue «Desatraca», de Eladio Verde, la cual se desarrolla en un chigre y rinde homenaje a aquellos marineros que cuando volvían a tierra cantaban con alegría en los bares del pueblo. Una obra de fuertes sentimientos, pero en la que por supuesto hubo amor y también risas.
No obstante, el humor en mayúsculas vino con los otros dos espectáculos. La obra «La Madalena y San Roque», también de Eladio Verde, que cuenta la historia de una pareja que llevaba enfrentada meses por pertenecer a dos cofradías religiosas diferentes. Y «Los Forofos», de Eladio Sánchez, que suscitó muchas risas, gracias a una historia que habla de la clásica rencilla entre los aficionados del Sporting y del Oviedo.

Después de once noches de diversión, el XXIII Salón de teatro costumbrista llega a su fin esta noche, a las once, con la actuación del grupo cultural «Xana», de Perlora. Pero el adiós se hará a lo grande con el estreno absoluto de la obra «El chigre de Generosa», de Eloy Fernández Caravera, que versa de una camarera que hará de todo con tal de recuperar a sus clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario