lunes, 24 de agosto de 2015

Crítica de la actuación de Candás. Periódico "La Nueva España" (24/08/2015)






                                                    COMEDIA EN TRES ACTOS
                        La "Compañía Asturiana", un privilegio para el Salón de teatro de Candás. 


Dos actores de la Compañía durante la representación de "Los Carromateros"



Carreño.Gonzalo Bengoa. 

La esencia del teatro clásico asturiano a escena. Cuando nos sentamos frente a un trabajo de la "Compañía Asturiana de Comedias", uno tiene el privilegio de estar disfrutando de algo único por su nivel y categoría.
No sólo tiene actores que son primeras figuras del teatro costumbrista sino que forman parte de la historia con mayúsculas de este género.
La suerte es aún mayor cuando podemos asistir a un estreno como el del sábado en el Salón de teatro de Candás , que patrocina LA NUEVA ESPAÑA. En su larga trayectoria la "Compañía" ha llevado a escena clásicos de Pachín de Melás, Eladio Verde, Eloy Fernández Caravera o Malgor, además de autores más actuales como Arsenio González,
En Candás "La Compañía" estrenó "Los Carromateros" una pieza que escribió Eladio Verde en 1941.
Todo lo dicho y escrito sobre la producción teatral de este clásico autor se pone de manifiesto en esta comedia. Se desarrolla en un entorno rural en el que conviven los característicos vecinos con el contrapunto de un personaje, emigrante enriquecido que vuelve, ya anciano, al pueblo natal. Los amores de los mozos del pueblo se enturbian por la presencia del dinero.
Una comedia, en tres actos, en la que Pedro, el carromatero, Y Pachón andan liados a golpes por Pilar, la chica más guapa de la aldea.
Sin embargo, todos sus planes se vienen abajo cuando se enteran que ésta se va a casar con el indiano, Don Santos.
Da gusto reencontrarse con Eladio Sánchez y su elegante talento consigue atrapar al público y siempre hace grande a sus personajes. Sánchez da la réplica a otras figuras imprescindibles como Josefina García o Pili Ibaseta. La capacidad innata para conectar con el espectador tambien la tienen otros actores como Armando Felgueroso, pero el grande, entre los grandes, tiene un nombre: Arsenio González.
El actor construye sus personajes con una capacidad que roza la perfección. No importa que su papel sea protagonista o secundario. Sus momentos en escena hacen crecer la obra y su intensidad interpretativa sólo es comparable a los grandes con mayúsculas.
Una suerte que el teatro asturiano tenga actores como Arsenio  y nos regale actuaciones como las suyas.
Primera ovación del Salón Candasín de este año. Muy merecida. Esta noche (23 horas) le toca el turno al grupo de teatro "Ensin reparu" de Sevares (Piloña) que pondrán en escena: "Los tres cariñinos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario